Dictados con las letras «B» y «V»

Lista de Dictados con las letras «B» y «V»

Dictado 1

Subían y bajaban por la escalera hasta que estaban cansados. Iban a vender botellas de butano por las viviendas y se estaban mejorando. La realidad es que habían decidido subir siempre por las escaleras. Subían y volvían a subir mientras hablaban de sus aficiones. A las dos les apasionaba la bicicleta y tenían en cuenta que subir escalones les iba a venir realmente bien. Ya llegaba el objetivo semana y solo pensaban en su próxima aventura.

Dictado 2

Alguien había cambiado de lugar la botella de agua. Alberto se encontraba en su cuarto y notaba el cambio. Siempre había amado ser detective privado y por eso se fijaba en los chicos datos. Abrió la ventana con precaución para ver si veía algo raro. Acertadamente, unas gotas de agua quedaban donde había estado la botella. En este momento sabía la realidad.

Dictado 3

Susana no lo veía claro. Todos la invitaban a subir al globo, pero ella no se fiaba. No le daban miedo las alturas, es que fué una mañana lluviosa y el cielo esta nublado. No se encontraba segura de si aquella aventura iba a terminar bien. En ese instante comenzaba a llover y se oían truenos a la distancia. Al final debieron aplazarlo para otro viernes

Dictado 4

Marta salió de viaje con su prima Bárbara a Valencia. Cuando llegaron al avión, se sentaron juntas y bebieron un jugo de frambuesa. Una vez en Valencia, fueron corriendo a buscar sus maletas y salieron del campo de aviación para coger el ómnibus. Cuando llegaron al hotel, buscaron la recepción y preguntaron por su cuarto. Cuando entraron en la cuarto, se pusieron a bailar de felicidad porque era más importante de lo que esperaban. Finalmente, eligieron ir al centro de la región para ver todos los monumentos y cenar en un bar.

Dictado 5

Mi hermana Verónica trabaja en una clínica veterinaria. Atiende día tras días a varios animales, más que nada a perros, gatos y hámsters. Aunque a Beatriz le encantan los animales de granja como las vacas, los burros y las ovejas. En ocasiones voy a visitarla y paso un rato entretenido con Bea y sus usuarios. Luego, solemos proceder a comer a su lugar de comidas vegano preferido, dado que mi hermana es vegetariana y no come ni carne ni pescado.

Dictado 6

Cuando llueve, el patio de la escuela se llena de barro. Por eso lo destacado es ir con botas de agua por si acaso, porque si no, llegas a casa con manchas de barro, aunque te coloques ese babi grande que te cubre entero el abrigo. Es como si te fueras de viaje a un espacio de la selva lleno de barro. Por lo menos eso dice mi madre cuando me ve llegar del cole en los días de lluvia: ‘parece que vienes de la selva‘, me comunica.